domingo, 14 de abril de 2013

DEJEMOS QUE LOS NIÑOS SE ABURRAN


A los niños se les debe permitir que se aburran para que puedan desarrollar su capacidad innata de ser creativos, dice una experta en educación.
Teresa Belton, investigadora de la Universidad de Educación y Aprendizaje Permanente de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, le dijo a la BBC que las expectativas culturales de que los niños deben estar siempre activos podrían obstaculizar el desarrollo de su imaginación.
Belton se reunió con la escritora Meera Syal y con el artista Grayson Perry para analizar cómo el aburrimiento había ayudado a su creatividad cuando eran niños.
Syal dijo que aburrimiento la instó a escribir, mientras que Perry dijo que es un "estado creativo".
Belton conversó con varios autores, artistas y científicos para descubrir los efectos del aburrimiento.
Así, escuchó los recuerdos de Syal en una pequeña aldea minera en la que creció con pocas distracciones.
Belton asegura: "La falta de cosas que hacer la impulsó a hablar con gente que de otra forma no habría conocido y probar actividades que no habría hecho en otras circunstancias, como hablar con vecinos ancianos o aprender a hornear pasteles".
"El aburrimiento se asocia con frecuencia a la soledad y Syal pasó horas de su vida, durante su infancia, mirando a través de la ventana por campos y bosques, viendo el cambio de clima y las estaciones".
"Pero lo más importante es que el aburrimiento la hizo escribir. Llevaba un diario desde que era muy joven, lo llenó con sus observaciones, cuentos, poemas y diatribas. Y ella atribuye a estos inicios el que se convirtiera más tarde en una escritora".

'Reflexión'

La comediante, ahora escritora, señala: "La soledad forzada acompañada de una página en blanco es un estímulo maravilloso".
"
El aburrimiento es un estado muy creativo"
Grayson Perry, artista

Pero Perry cree que el aburrimiento también era beneficioso para los adultos: "A medida que me hago mayor, agradezco la reflexión y el aburrimiento. El aburrimiento es un estado muy creativo".
Y la neuróloga y experta en el deterioro del cerebro Susan Greenfield, quien también habló con Syal, hizo referencia a su infancia en una familia con poco dinero y sin hermanos hasta los 13 años.
"Ella se entretenía felizmente inventando historias, haciendo dibujos de sus historias y yendo a la biblioteca".
Belton, experta en el impacto de las emociones en el comportamiento y el aprendizaje, dice que el aburrimiento puede ser una "sensación incómoda" y que por ello la sociedad ha "desarrollado la expectativa de estar constantemente ocupado y estimulado".
Pero advierte que ser creativo "implica ser capaz de desarrollar un estímulo interno".
"La naturaleza aborrece el vacío y nosotros lo tratamos de llenar", dijo.
"Algunos jóvenes que no cuentan con los recursos interiores o las respuestas para hacerle frente a ese aburrimiento de forma creativa, terminan destrozando las paradas de autobús o dando vueltas en auto".

'Cortocircuito'

La académica, quien previamente había estudiado el impacto de la televisión y los videos en la escritura de los niños, dice: "Ahora, cuando los niños no tienen nada que hacer, de inmediato encienden el televisor, la computadora, el teléfono o algún tipo de pantalla. El tiempo que pasan frente a estas cosas se ha incrementado"

"Pero los niños necesitan tener tiempo para 'no hacer nada', tiempo para imaginar y perseguir sus propios procesos de pensamiento o asimilar sus experiencias a través del juego o simplemente observar el mundo que les rodea".
Ese es el tipo de cosa que estimula la imaginación, agrega, mientras que la pantalla "tiende a hacer un cortocircuito en ese proceso y el desarrollo de la capacidad creativa".
Syal añade: "Uno empieza a escribir porque no hay nada que probar, nada que perder, nada más que hacer".
"Es muy liberador ser creativo no por otra razón que no sea dejarse llevar y matar el tiempo".
Belton concluye: "Por el bien de la creatividad tal vez tenemos que reducir la velocidad y desconectarnos de vez en cuando".
FUENTE:BBC Hannah Richardson



miércoles, 3 de abril de 2013

¿QUÉ SON LOS REFLEJOS PRIMITIVOS?

 
Los reflejos primitivos y su influencia en las dificultades de aprendizaje. Una perspectiva diferente para valorar, detectar e intervenir.
 
Al principio el bebé vive en un medio acuoso dentro del útero materno donde se desarrolla y después debe de comenzar a vivir por si mismo. Para sobrevivir viene dotado de unos movimientos automáticos dirigidos desde el tronco encefálico que son los reflejos primitivos.
 
Estos movimientos automáticos le permiten al bebé ayudar a descender por el canal del parto, o succionar por ejemplo.
 
No obstante estos reflejos deberían tener una vida limitada y dar paso a los reflejos posturales controlados desde partes superiores del cerebro. Lo que permite un desarrollo neurológico.
 
Si estos reflejos permanecen activos habrá una debilidad o inmadurez cerebral, y afectaran no sólo a sus habilidades motoras gruesas o finas sino también a la percepción sensorial y cognitiva.
 
La integración de un reflejo supone la adquisición de una nueva habilidad, a veces lo que ocurre es que no conseguimos que ciertos procesos se hagan de una forma automática y se hacen a través de un esfuerzo contínuo y consciente lo que lleva a un agotamiento prematuro.
 

El detectar si un reflejo no está integrado nos puede dar pistas sobre la causa del problema del niño, pero si hay varios reflejos posiblemente estaríamos ante un retraso en el desarrollo neurológico y lo que podemos hacer es crear un programa de ejercicios personalizado para conseguir integrar estos reflejos no inhibidos.

 
Una segunda oportunidad….

Los bebés humanos hacen una serie de movimientos estereotipados durante su primer año de vida que les permite su desarrollo. El Instituto de Neurología de Estados Unidos y de Suecia mantienen que los patrones de movimiento especifico ejecutados durante los primeros meses de vida contienen en si mismo un efecto inhibidor natural de los reflejos primitivos. Si estos movimientos no se han hecho, o no se han hecho lo suficiente los reflejos permanecerán activos. Pero podemos darle una segunda oportunidad al cerebro a través de la práctica de un programa de ejercicios personalizados. Cuando integramos los reflejos podemos observar resultados a nivel motor, académico, coordinación mano-ojo e incluso emocional.

 
SÍNTOMAS QUE PUEDEN DAR LOS REFLEJOS CUANDO NO ESTAN INTEGRADOS.

Ø Dislexia y dificultades de aprendizaje
Ø Malas posturas
Ø Pobre coordinación mano-ojo
Ø Poco equilibrio
Ø Pobre coordinación
Ø Problemas de lateralidad y movimientos cruzado
Ø Malas posturas a la hora de escribir
Ø Enuresis, y problemas para controlar esfínteres
Ø Problemas de atención y concentración,
Ø Problemas para aprender a dar la voltereta, saltar a la pata coja o montar en bicicleta
Ø Mareo por movimiento
Ø Problemas de comportamiento, muy introvertido y tímido agresivo
Ø Palabras entrecortadas, lenguaje pobre y tardío.
Ø Hipersensibilidad a la luz, al tacto, a los estímulos visuales o kinestésico
Ø Mala letra
Ø Hiperactividad
Ø Se distraen fácilmente
Ø Impulsividad
Ø Problemas de organización...


CÓMO FOMENTAR LA LECTURA EN LOS HIJ@S.