martes, 21 de septiembre de 2010

Uso responsable de actividades extraescolares.

Con la vuelta de la actividad escolar los niños, además de sus obligaciones educativas, se ven sometidos a diferentes tareas extraescolares que, según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), pueden sobrecargar de obligaciones al niño y limitar su tiempo de descanso y juego.

"Se recomienda que se piense en el hijo, y con la cabeza; hay que hacer un uso responsable de este esfuerzo extra y pensar que ellos necesitan tiempo para descansar y para jugar, no sobrecargándoles de obligaciones. Los padres no se deben plantear el desarrollo de estas actividades como una carrera contra reloj", advierten.

El doctor Antonio Redondo Romero, pediatra de AP y director de la web de la SEPEAP, advierte que es el momento de que "los padres empiecen a poner las "nuevas" normas e ir dejando de lado algunos de los hábitos vividos durante el verano", ya que hay que ir preparando a los hijos para la vuelta a su rutina.

"Una vez se ha iniciado el curso es conveniente acordar, y en los adolescentes negociar, los horarios de estudio y descanso en casa. Se hace necesario crear un ambiente de estudio tranquilo, con silencio, respetando la necesidad de cada cual", añade Redondo.

Hay algunos alumnos que van a tardar algo más volver a la rutina escolar ; "con éstos hay que tener paciencia y tranquilidad, sin exigirles mucho y ofrecerles algo más de margen de tiempo para recuperar el ritmo, ya que cada niño tiene su medida del tiempo. Siempre evitar las dichosas comparaciones", advierte.

A las familias se les aconseja estimularles y ser positivos. "Una buena comunicación entre padres e hijos, aspecto primordial en esta etapa escolar, va a ser la base para poder conocer sus capacidades, limitaciones, ilusiones, habilidades y expectativas en este periodo".

"Hay que hablar con ellos de la nueva situación, transmitirles confianza, pedirles su colaboración y comprensión, y demostrarles lo orgullosos y seguros que se está de ellos. Así se sentirán arropados y serán capaces de enfrentarse a las dificultades que se les puedan presentar, potenciando su autoestima", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada